Qué ver en Central Park y alrededores

Seguimos con la guía de Nueva York barrio a barrio y en esta ocasión queremos hablaros de qué hacer en Central Park y en sus alrededores, tanto en el Upper West Side como en el Uper East Side. Para todo lo que proponemos en este post, quizá es necesario dedicarle un par de días si se quiere ver tranquilamente y disfrutarlo de verdad.

Central Park, vistas desde el Castillo Belvedere


Central Park
El pulmón de Nueva York se puede recorrer en una hora o en un día entero. Evidentemente, si le dedicas una hora no verás ni una mínima parte, y es que son más de 340 hectáreas de zona verde, parques, colinas, un castillo y campos de béisbol. 

Una gran extensión de césped y zonas donde jugar al béisbol

El Embalse Jackie Kennedy Onassis

El parque lo diseñaron Frederick Law Olmsted y Calvert Vaux en el siglo XIX y se ha convertido en uno de los parques más famosos del mundo. De hecho recibe cinco veces más visitas anuales que el Gran Cañón del Colorado, por ejemplo.

En este enlace tenéis todo lo que podéis ver en Central Park y dónde se encuentra ubicado. Nosotros hicimos un recorrido improvisado que fue desde la parte norte del parque hasta la sur, pero podéis pasearlo a vuestro gusto y dependiendo del tiempo que podáis dedicarle. Y más que ver cosas en Central Park, a mi lo que me gusta es caminar tranquilamente y hacer un picnic bajo un árbol. Parece increíble que estés en una ciudad como Nueva York cuando te encuentras paseando por Central Park, es un oasis de tranquilidad.

Y si en verano es bonito, ¡en otoño tiene que ser espectacular!

La zona norte del parque nos gustó especialmente porque es donde se respira más "normalidad". No hay tanto turismo como en la zona sur del parque, hay muchas familias, gente jugando al béisbol, etc. Pero es cierto que en la sur se encuentran lugares tan interesantes como Strawberry fields, una zona en honor a John Lennon, o el Castillo Belvedere, con una fantástica panorámica del parque. 

Vistas desde la zona sur del parque

Picnic en Central Park

Strawberry Fields

En Central Park puedes adoptar un banco y dedicárselo a quien tu quieras





MET
El Museo Metropolitano de Arte (Metropolitan Museum of Art) se encuentra dentro de Central Park, en la zona este del parque. Un museo que contiene 5.000 años de arte de alrededor del mundo. Se fundó en 1870 y su objetivo fue llevar arte y educación a la sociedad americana. Hoy en día "colecciona, estudia, conserva y muestra piezas de arte de todos los tiempos y culturas con el objetivo de conectar a las personas con la creatividad, el conocimiento y las ideas."

El MET también cuenta con The Met Breuer, un espacio a parte dedicado al arte moderno y contemporáneo que abrió sus puertas en marzo de 2016; y The Met Cloisters, otra parte del museo que abrió en 1938, ubicada en el parque Fort Tyron y dedicada al arte y arquitectura de la Europa medieval.

Aunque las exhibiciones permanentes tienen piezas muy importantes, las temporales siempre son muy aplaudidas por el público. Por ejemplo, hasta octubre de 2016 tienen en su terraza una escultura  a escala de la casa de la película Psicosis.

El MET es una de las atracciones incluida en el City Pass. 


American Museum of National History
Tras pasar por este museo, uno de los más míticos de la ciudad, me ha generado una sensación de amor-odio que no esperaba porque es el típico museo del que todo el mundo habla maravillas. Es enorme, otro de esos lugares que si realmente te interesan tienes que dedicarle una mañana entera y probablemente te quedes corto.

Son 27 edificios y 46 exhibiciones permanentes dedicadas al estudio de la naturaleza en todas sus formas que cuentan, también, con 200 científicos dedicados a la investigación. De hecho, el AMNH es reconocido mundialmente por sus colecciones científicas, que sirven de guía de estudio y que presentan a las diferentes culturas del planeta.

La gran ballena

La exposición de dinosaurios

Uno de los pasillos de culturas del mundo

Pero hubo algo que me descolocó: el museo se creó a finales del siglo XIX y, aunque muchas de las exhibiciones animales se hicieron a base de maquetas, los dioramas de animales del mundo se hicieron con pieles de animal de verdad. Durante la visita guiada nos contaron que cuando se planificó esta zona, sabían perfectamente qué animales querían y de qué tamaño y que fueron a los diferentes lugares del mundo, los cazaron, se quedaron con la piel y ofrecieron la carne a los nativos.

Básicamente un grupo de investigadores y científicos se desplazó por todo el mundo cazando animales a sus anchas para exponerlos en su museo. Y aunque todo esto pasó hace 100 años y la filosofía actual es la de restaurar esos dioramas y no irse a cazar animales nuevos, hoy en día siguen contando con exhibiciones temporales de animales vivos, como si de un zoo se tratara.

A pesar de toda esta zona del museo, también cuentan con una exhibición de fósiles de dinosaurios espectacular, con una maqueta de una ballena que ocupa una sala entera, con un espacio dedicado al estudio del universo,  y con documentales muy interesantes sobre los parques nacionales de Estados Unidos y sobre el Ártico.

Y aunque no estamos de acuerdo con muchas de las prácticas de este museo, consideramos que, por otra parte, tiene exhibiciones muy interesantes y que valen la pena. 

El American Museum of Natural History es una de las atracciones incluida en el City Pass. 

Columbus Circle
Esta plaza situada entre Central Park y Broadway recibe su nombre en honor a Cristóbal Colón. De hecho, en el medio de la plaza hay una escultura de Colón que se colocó en la plaza en el 400 aniversario del descubrimiento de América. 

Alrededor de la plaza se encuentra el Centro Time Warner, donde se encuentran las oficinas centrales de Time Warner. En el complejo también se encuentra el centro comercial Shops at Columbus Circle, los estudios de la CNN de Nueva York y el hotel Mandarin Oriental.

Vista desde Columbus Circle


El UWS y el UES son barrios residenciales pero siempre puedes darte un paseo y sentirte como un neoyorkino más. Además, hay restaurantes que no puedes perderte: 

Dónde comer en el Upper West Side: Nosotros conocimos Gray's papaya, un mítico establecimiento que sirve hot-dogs, zumos y cocktails. Solo podemos decir que uno no es suficiente, ¡están muy ricos!

El mítico Gray's Papaya

Hot-dogs y bebidas varias


Dónde comer en el Upper East Side: Sin duda, JG Melon. Para nosotros, una de las mejores hamburguesas de Nueva York. Otro de esos lugares míticos de la ciudad  y a buen precio.

La hamburguesa de JGMelon


Para un picnic en Central Park: Si te apetece un picnic dulce, no puedes perderte las cookies de Levain Bakery.  Nosotros probamos las de la tienda en Harlem pero también tienen una en el Upper West Side.



¿Algún sitio que te encante en Central Park y alrededores que no hayamos mencionado aquí? ¡Cuéntanoslo en un comentario! 



Más sobre Nueva York: Sigue leyendo la guía barrio a barrio.  ➡



La mejores heladerías de NYC (y otros dulces)


Los que nos seguís desde hace tiempo sabéis de mi pasión por los helados. Así que siempre que voy a una ciudad donde sé que hay buenas heladerías, procuro hacer un tour por todas ellas para sacar una lista de las que más me han gustado y contarlo por aquí, por si hay algún que otro adicto al helado como yo leyendo al otro lado.



En Nueva York, un helado de una bola -y, por lo tanto, un solo sabor- cuesta entre 4 y 7 dólares. No son súper baratos pero esa única bola que te ponen vale por dos. En muchas heladerías también tienes la opción de pedirte el helado en un cono waffle. Esto es un cono hecho con masa de gofre muy muy finita. Pecado mortal, vaya.

Estas han sido mis heladerías ganadoras:

Morgenstern's Finest Ice Cream
Esta heladería está a otro nivel. De lo único de lo que me arrepiento es de no haber ido una vez más porque sus helados son espectaculares. Para mi, una forma sencilla de saber si un helado es bueno o no, es probar uno de sus sabores más sencillos y ver qué tal. La vainilla sabía realmente a vainilla. Lo pienso y se me hace la boca agua.

En Morgenstern's además tienen muchísimos toppings y los mezclan con el propio helado.

Helado de vainilla en Morgenstern's

En Morgensten's siempre hay cola para pedir un helado


10Below
Los helados están ricos, pero lo que más llama la atención de 10below es que es la primera heladería en Nueva York que los prepara inspirándose en los rollitos de helado tailandeses. Ellos dicen que es como preparar un cocktail, tienen todos los ingredientes frescos por separado y los unen en una paleta helada en frente del cliente, les dan forma de rollito y te lo sirven con todos los toppings que tu quieras. En 10below solo hay una medida de helado y es bastante grande para una persona.

Normalmente se forman colas porque cada trabajador se dedica a preparar un tipo de helado, así que si uno de los helados está muy demandado, seguramente te tocará esperar.

Helado en rollitos con toppings


Van Leeuwen
Descubrimos esta heladería casi por casualidad en el barrio de Williamsburg pero empezaron con una furgoneta de helados recorriendo las calles de Nueva York en 2008 y ahora ya tienen varios locales. Hay dos cosas que, para mi, hacen especial a Van Leeuwen: en Estados Unidos hemos notado que en todos los establecimientos de comida te dan a probar de todo sin problema y normalmente utilizan un tenedor, palillo o luchara de plástico. ¿os imagináis cuantos utilizan al día solo para una sola vez? Pues en Van Leeuwen utilizan cucharillas de aluminio que se lavan y se pueden utilizar de nuevo.

Lo segundo que me encanta de Van Leeuwen es que tienen helados veganos, hechos con aceite de coco y edulcorantes naturales. Bravo.

Cono con helado de chocolate en Van Leeuwen

Un recipiente para depositar las cucharillas usadas

Odd Fellows
Otra de nuestras favoritas en Nueva York y que además comparte la costumbre de Van Leeuwen de no utilizar cucharillas de plástico (a no ser que sean para llevar, claro). La tienda original está en Williamsburg y tienen helados de sabores bastante curiosos.

Pero además de que los helados están muy muy buenos, hay algo que me llamó la atención de OddFellows: puedes organizar una fiesta en el local. Lo cierran para ti, te sirven todos los helados que quieras, etc. ¿Puede haber mejor fiesta de cumpleaños que en una heladería con barra libre?

Helado en un cono bañado en chocolate


Ample Hills
Habíamos leído sobre Ample Hills que era una de las mejores heladerías en Nueva York. No sabemos si es la mejor, pero su helado de cookies es para morirse. Un bocadito y te sentirás en el paraíso de la vainilla, las galletas y el chocolate. Delicioso.

También organizan fiestas donde el helado es el protagonista y venden paquetes de helado de medio litro para que te lo lleves a casa. Otro plus.

Ample hills y su helado de galleta oreo


L'Arte del Gelato
Quizá es el helado que más nos recordó a Italia. ¿Y eso ya es mucho decir no? L'arte del Gelato es una buena opción si quieres ir a lo seguro y no arriesgar con sabores extraños. Helado delicioso y elaborado de forma tradicional. Puedes encontrarlos, por ejemplo, en el Chelsea Market. 

El helado que más nos recordó a Italia


PASTELERÍA

Levain Bakery
Nada más y nada menos que el número 1 de TripAdvisor en la sección de restaurantes. Es una pastelería que tiene unas galletas muy famosas y que tiene dos establecimientos, uno en Harlem y otro en el Upper West Side. 

Cada galleta cuesta como unos 4$, y aunque están muy buenas, hay que decir que son muy densas y azucaradas. Las pedimos de chocolate y rellenas de crema de cacahuete, y no fuimos capaces de acabarnos ni tan siquiera una de ellas.

Galleta de chocolate en Levain Bakery

Chocolate y mantequilla de cacahuete

Doughnut Plant
Los donuts de este sitio son realmente únicos. Son artesanos y saben parecidos a unas rosquillas fritas grandes y esponjosas.

Es un lugar ideal para madrugar y comenzar el día con mucha energía. Originalidad no les falta: un donut con forma de pokeball y sus famosos donuts cuadrados son ejemplos de ello.


Un mordisquito al donut

Paris Baguette
Es una cadena convencional de cafetería/pastelería repartidas por toda la ciudad. Probamos la napolitana de chocolate y una tartajea de frutas y están bastante bien. Ideal para hacer una parada a media mañana o tarde o para desayunar. 

Tartaleta de crema y frutos rojos


¿Tienes algún favorito que no ha salido por aquí? ¡Cuéntanoslo! ¡Nos encantará conocerlo en nuestra próxima visita a Nueva York!





Más sobre Nueva York
Guía de Nueva York barrio a barrio
Consejos para ahorrar en Nueva York
Dónde comer en Nueva York


Dónde comer en NYC

Una de las cosas que más nos gustan de Nueva York es la amplia oferta gastronómica que hay. Antes de viajar a Nueva York hicimos una búsqueda de recomendaciones de restaurantes y heladerías en la ciudad pero muchos de los que aparecen en esta lista los encontramos por casualidad.



Todos los locales que mencionamos los podéis encontrar en el mapa para ubicarlos en cada barrio.

¡A disfrutar!


Two Boots

Esta pizzería, que debe su nombre a la forma de botas que tiene tanto el país italiano y como el estado de Lousiana, es una de las más famosas y pintorescas de la ciudad de Nueva York. Los slices están muy buenos, cuestan sobre 3.5$ y en algunos casos son realmente muy creativos, arriesgando con ingredientes tan singulares como la capicola, los cangrejos de río o la salchicha de caimán. Es perfecto si lo que quieres es un pedazo de pizza un poco más gourmet. ¡Y tienen opción sin gluten! :)

Pizza en Two boots pizza

2Bros. Pizza

Sin duda, la comida más económica de toda nuestra estancia en la ciudad. Estamos hablando de que dos trozos de pizza margarita, grandes y muy ricos, y una soda de lata cuestan 3$. Una opción a tener muy en cuenta, además hay unos cuantos locales repartidos por todos los barrios así que no tendréis problema en encontrar uno cerca. Si lo que quieres es ahorrar en Nueva York, esta es una buena forma de hacerlo.

Dos slices enormes y una coca-cola, 3$


Pomodoro

Este restaurante italiano se encuentra en el barrio de Nolita. Está genial para una comida rápida y seguir pateando la zona. Tiene raciones grandes y económicas. Aquí probamos las pizzas y los rollos de pollo al horno. Puedes pedir tu pizza en el mostrador y llevártela tu mismo a la mesa, con lo que te ahorras la propina.

En este local también tiene menú del día con platos más contundentes: lentejas, sopas, arroces, etc. Puede ser una buena opción más orientada al invierno.

Rolls de pizza



Pizzería Barboncino

Fuimos para cenar por recomendación de nuestra host de Nightswapping y descubrimos un restaurante muy especial. Ambiente muy oscuro, lleno total en el comedor y unas pizzas increíbles en pleno corazón de Brooklyn.

Los sábados por la noche siempre está lleno y nos llamó especialmente la atención que tienen un servicio con el que te avisan por SMS cuando tienen tu mesa lista.

Pizzas deliciosas en la penumbra


Pizzería Filaga

Esta pizzería nos ofrece deliciosos slices de pizza cuadrada en el interior del Chelsea Market, un mercado gastronómico en el barrio de Chelsea. Están muy ricas y los ingredientes que utilizan parecen de buena calidad. Cada trozo de pizza cuesta unos 5$ y, aunque no son especialmente grandes, merece la pena probar al menos uno. 


Burger Joint at Le Parker Meridien Hotel

A este sitio de película se accede a través del hall del Hotel Le Parker Meridien. Veréis la cola desde afuera o sino podéis preguntar al recepcionista por la entrada. Está realmente muy bien ambientado: paredes seriegrafiadas, carteles antiguos, incluso una tele de hará 50 años. La hamburguesas están muy buenas, con muchos toppings, y las patatas vienen en cantidades grandes. De las mejores hamburguesas que comimos en Nueva York en relación calidad-precio.

Una hamburguesa más "batallera" pero riquísima!


J. G. Melon

La hamburguesería que todos recomiendan. El sitio está muy bien, y tanto las patatas como las hamburguesas están buenísimas. Siempre hay mucha gente y no demasiado personal, así que mejor no ir en las horas puntas.

J.G. Melon lleva en el Upper East Side desde 1972 con sus techos bajos, sus 10 mesas, su estrecha barra con una caja registradora probablemente de principios del siglo XX que siguen utilizando y con una jukebox (uno de esos tocadiscos manuales en los que la gente elige la siguiente canción). El sitio es súper auténtico y aunque a priori podría ser un sitio muy turístico, vimos de todo. Desde señoras elegantísimas y claramente residentes en el Upper East Side, trabajadores vestidos de traje, familias y parejas.

Tienen ensaladas con muy buena pinta aunque nosotros nos quedamos con la hamburguesa y nos pareció más que suficiente. Otro de los puntos positivos es el precio: una hamburguesa no cuesta más de 10$ con tasas incluidas.

La hamburguesa en JG Melon viene con cebolla, pepinillos y bacon súper crujiente



Brooklyn Diner

El Brooklyn Diner es el típico diner que aparece en las películas: metálico por fuera y de madera con cómodos sillones por dentro. Probamos una hamburguesa y estaba muy buena. Eso sí, un poco caro a nuestro parecer, porque nos costaron 20$ cada una. 

Aunque tiene buena pinta y está rica, no es la mejor de Nueva York


Shake Shack

La hamburguesa de moda. No tienen nada en especial, fuimos porque la gente se ha vuelto un poco crazy con este lugar y había que probarla. Las patatas son onduladas y están ricas. Ni se os ocurra pedir un hot-dog. Hay muchos por la zona de sur Manhattan y oeste de Brooklyn, así que no tendréis problema en encontrar uno.


Gray’s Papaya

Auténticos hot-dogs americanos. Les puedes echar toppings diferentes para completarlo. Gray's Papaya es ideal para hacer un stop&go y comer rápido, en no más de 15 minutos. No tiene comedor, solamente unas banquetas mirando a la calle, por lo que es recomendable comértelo por ahí en un banco o parque. Nos comimos dos cada uno y podrían haber sido tres tranquilamente. O ellos son un poco pequeños, o nosotros un poco gordos :)

Perritos calientes en Gray's Papaya


Dominic’s

Es un food-truck muy auténtico que nos encontramos al lado del Museo Nacional de los Indios Americanos, en frente de Battery Park, donde se cogen los ferrys para ir a la Estatua de la Libertad. Hacen perritos calientes sabrosos y monstruosos. No sabemos el horario, ni si tan siquiera lo tienen, pero a la hora de comer americana os lo podéis encontrar aparcado junto con otros food-trucks por la zona. Con uno de éstos sí tuvimos bastante.

Una salchicha italiana de food truck


Katz's Delicatessen

Un sitio muy especial en NYC, con más de 100 años de antigüedad. Sirven principalmente sandwiches de pastrami, que es como si fuera una especie de lacón.

Son únicos y están muy buenos. Pruebas el pastrami antes de pedirlo por si no te gusta y quieres otra cosa. Hay mucho turista pero también muchos locales y tienen un sistema de colas muy peculiar. El bocadillo vale unos 20$, comen dos personas y te lo preparan en el momento. Este restaurante se hizo famoso por la película Cuando Harry conoció a Sally, así que puedes comer en el asiento donde Meg Ryan finge un orgasmo :)

Con un sandwich es suficiente para dos personas

Muchos pedidos en hora punta

Puedes sentarte en la misma mesa que Harry y Sally


Pret A Manger

Un take-away más en NYC. Hay mucho movimiento en estos locales, son agradables para echar el rato e incluso trabajar. Reconozco que el capuchino está muy bueno, aunque no penséis en el capuchino italiano original claro.

Está bien para tomar un café a un precio normal pero la la comida no es nada especial, está todo prefabricado, hecha en el día, y expuesta en neveras. Probamos un rollito veggie que cortado por la mitad en su envoltorio parecía mayor de lo que era en realidad. Si cogéis un bocadillo que esperáis comer caliente, olvidaos de ello porque no los calientan ni cocinan, una pena.


Harlem Tavern

Tras la misa gospel de domingo nos fuimos a este restaurante a hacer el brunch. Tiene mucho ambiente y música en directo en la terraza, se encuentra en el barrio de Harlem, cerca de la iglesia de Bethel. Tomamos un sandwich croque-madame, una ensalada con gambas y bebimos unos cocktails Mimosa (zumo de naranja y champán). Muy muy rico. 

Un brunch delicioso



Joe & The Juice

Joe & the juice es un local joven y fresco, genial para un break en la tarde. Paramos a descansar, pedimos unos smoothies y disfrutamos mucho del sitio. Buena música, los camareros montan unos shows increíbles, hay un fotomatón gratuito en el pasillo de los baños y tiene grandes sillones y enchufes a mano para echar un rato.

Ricos zumos naturales y preparados al momento
Cuando acabas tu zumo puedes hacerte una foto en el fotomatón...¡gratis!



Dickson’s Farmstand Meats

Una opción a considerar dentro del Chelsea Market. Es a la vez carnicería y restaurante, y todo tiene bastante buena pinta. Nos pedimos medio pollo asado con unas patatas, aunque también podíamos haber optado por un wrap de carne o unas costillas asadas. Algo diferente :)


Whole foods

Añadimos este supermercado al post porque hicimos unas cuantas comidas en el Whole foods de Union Square. Y es que esta nueva cadena de supermercados nos ha enamorado desde el primer día (aunque no es precisamente barata). Tienen una sección de comida cocinada alucinante, en la que probamos sushi, pizzas, pollo asado, ensaladas... ¡todo! Comida sana para llevar y disfrutar en cualquier parte. 

Puedes elegir lo que prefieras ponerte en el envase de cartón
 
Envases de cartón, mejores para el medio ambiente :)

En el mapa puedes ver cada una de las opciones que te damos en un color distinto. Si ves muchas del mismo color, es porque hay varios establecimientos iguales o similares en la ciudad.

Si haces clic en la flecha de arriba a la izquierda, podrás desplegar un menú. Si haces clic en "helados", también verás las heladerías y cafeterías que más nos gustaron en la ciudad.



Casi todas las opciones que os proponemos son bastante low-cost porque esa ha sido nuestra filosofía en el viaje. Y aunque no dudamos que hay un millón de restaurantes buenísimos en Nueva York, nosotros nos quedamos con estos pero nos encantará saber cuáles son los que más te han gustado a ti. ¡Déjanos un comentario!


Más sobre Nueva York
Guía de Nueva York barrio a barrio
Consejos para ahorrar en Nueva York
Las mejores heladerías de Nueva York


Qué ver en Hell's Kitchen, Chelsea y el Meatpacking District

La zona de Hell's Kitchen, Chelsea y el Meatpacking District han sabido reinventarse en los últimos años y ahora son de lo más de moda en la ciudad. Es de esas zonas de la ciudad que vale la pena pasear tranquilamente y descubrir rincones escondidos.





Hell's Kitchen
Originalmente el barrio se llamaba Clinton pero empezó a conocerse como "Cocina del infierno" porque en 1881, cuando un reportero del New York Times fue a la policía para que le dieran detalles de un asesinato, uno de los policías le contó que el lugar del homicidio era un infierno. Otro policía contestó algo así como que eso no era el infierno, era la cocina del infierno. Y es que por esa época, esta zona era la de más bajo poder adquisitivo y más sucia de la ciudad.

Nada que ver con la actualidad porque los pisos se han revalorizado y el barrio ha dejado de ser marginal. Por eso el nombre de Clinton también ha vuelto a ponerse de moda, aunque Hell's Kitchen es mucho más original.

De esta zona destacamos el Gotham West Market, un mercadillo gastronómico con un montón de puestos de comida de diferentes partes del mundo. Dentro podréis probar los helados de Ample Hills, de nuestros favoritos en Nueva York!

el Gotham Market


Chelsea
Este barrio también es tradicionalmente residencial. De hecho, cuando se construyó el edificio London Terrace en el año 1930, fue el edificio de apartamentos más grande de Nueva York. Chelsea también se conoce por tener una amplia población homosexual y está ganando fama como ser el distrito de las galerías de arte.

En Chelsea empieza uno de los lugares que más nos gustaron de Nueva York: el High Line. Casi dos kilómetros y medio de vías de tren convertidas en un parque público. Estos neoyorquinos si que saben. Y no es un parque cualquiera con cuatro bancos para sentarse, no, un parque al que da gusto ir a pasear.

Muchos de los tramos circulan cercanos al río Hudson, con lo que la puesta de sol es una pasada, y para verla han colocado unas hamacas -de piedra, pero hamacas-. Y si se te han recalentado los pies en verano de tanto caminar, tienes una zona especial para sentarse y remojar los pies. A cada paso encuentras una escultura, un cartel curioso, un graffiti, en el High Line no te aburres ni aunque quieras. Y si te apetece tomar algo, tienen una zona con puestos de comida, bebida y hasta helados.

Bancos para refrescarse los pies frente al río Hudson

Las vistas del barrio desde el High Line


Otro parque que pasa por el barrio de Chelsea, aunque este llega hasta Battery Park en Lower Manhattan, es el Hudson River Park, el segundo parque más grande de Nueva York con 7,5km de largo. Carril bici, canchas de tenis y de fútbol, zona infantil y zona para perros, y todo en frente del río Hudson.

En Chelsea también se encuentra el Chelsea Market, un sitio que aunque solo sea para verlo, ya vale la pena. Y aunque los precios sean algo más altos porque es un mercado gastronómico bastante turístico, nosotros en este caso hicimos una excepción. Nos encantó recorrerlo poco a poco, puesto a puesto. 

El Chelsea Market


Meatpacking District
Otro distrito con nombre curioso. El distrito de los empaquetadores de carne. Y es que hasta hace relativamente poco, en este distrito se ubicaban más de 200 mataderos que distribuían la cara a restaurantes y carnicerías de la ciudad. De esos 200, quedan apenas unos 40 en el barrio. A partir de los años 80 empezaron a proliferar clubs nocturnos y a atraer a amantes de la fiesta, al colectivo Drag queen y travesti, a prostitutas y club kids (un grupo de jóvenes que se caracterizaba por sus vestimentas llamativas y el uso de drogas), etc. 

En el año 85 el restaurante Florent abrió sus puertas, después llegaron los clubs de rock alternativo y más adelante, empezaron a proliferar tiendas, restaurantes y galerías de arte. El propietario del Florent creó una asociación para transformar el barrio y lo consiguió: el Meatpacking fue nombrado Distrito Histórico y a partir de ahí se empezaron a instalar hoteles y boutiques de lujo. 

En el Meatpacking District se organizan muchos eventos que puedes consultar en su web.

Graffiti I love NY




Más sobre Nueva York: Sigue leyendo la guía barrio a barrio.  ➡