Viaje Relámpago #4: el Mojo Picón

El mojo picón es uno de los mejores souvenirs gastronómicos que puedes traerte de las Islas Canarias. Pero si encima te enseñan a prepararlo, mejor que mejor. Porque para conocer bien un lugar, también hay que saborearlo.

Por eso hoy os llevo, de la mano de las ilustraciones de Rena Ortega, a un viaje relámpago por las Islas Canarias a través de esta deliciosa salsa que aprendí a cocinar en el showcooking #LaPalmaConSabor en Madrid.

Ingredientes para preparar el mojo picón

El mojo picón requiere de los siguientes ingredientes:

60gr de sal gorda
12 dientes de ajos limpios
2 piezas de pimienta palmera seca
1 cucharada de café de comino
1/4 de litro de aceite de oliva
4 cucharadas soperas de vinagre de vino tinto

Y se prepara así:

Se ponen en el mortero la sal, los ajos y el comino. Se majan bien.  
A parte, la pimienta palmera se pone en remojo en el vinagre durante 10 minutos. 
Después se le añade a la mezcla del mortero y el vinagre se reserva para más tarde. Se une con el pimentón dulce sin dejar de remover la mezcla.  
Se le va añadiendo el aceite poco a poco, según la consistencia del mojo, y finalmente se le añade el vinagre que hemos reservado con anterioridad.

Hay personas que le añaden pan viejo o almendras majadas para espesar la salsa. Si te apetece variar, ya sabes ;)

Se recomienda que el mojo se prepare un día antes de consumirlo. El mojo picón es el perfecto acompañante para unas papas arrugadas o una carne como el cabrito. ¡Delicioso!


¿Quién se anima a prepararlo?

Preparando mojo picón en el showcooking de Visita la Palma


Madagascar, una ruta en busca de lémures, baobabs y tsingys

Cuando ahora pienso en Madagascar, inevitablemente se me dibuja una sonrisa en la cara. Y es que la gran isla roja es naturaleza pura y la naturaleza es precisamente la protagonista de la ruta que hicimos en el viaje #MadagascarConTuareg organizado por Viatges Tuareg y Turkish Airlines. 


El viaje que hicimos es una primera toma de contacto con la isla y su fauna y flora. Una expedición que supone una inmersión en la cultura y naturaleza malgaches pero que, a la vez, te deja con muchas ganas de regresar. 

Esta es la ruta que nosotros realizamos: 

Madrid - Antananarivo (Tana)
Tana - Reserva de Peyrieras - Andasibé
Parque Nacional de Andasibé
Andasibé - Antsirabé
Antsirabé - Miandrivazo - Morondava
Morondava - Belo Sur Tsiribihina - Bekopaka
P. N. Gran Tsingy de Bemaraha
Bekopaka - Avenida de los Baobabs - Morondava
Morondava - Miandrivazo
Miandrivazo - Antsirabé - Tana
Tana - Madrid

La ruta por Madagascar en busca de Tsingys, baobabs y Lémures.
Ilustrada por Rena Ortega

El recorrido lo hemos hecho todo por carretera y hay que tener en cuenta que las vías no están en perfecto estado, por lo que los trayectos siempre duran más de lo que durarían en Europa. Por ejemplo, para recorrer 150km se suelen necesitar unas 4h. 

Como veis, Madagascar es un país con una infraestructura de transporte bastante complicada, por lo que si no disponéis de mucho tiempo, lo mejor es reservar un viaje similar a este en el que poder ver mucho en pocos días. Podéis consultar todas las rutas que realizan en Viatges Tuareg hacia Madagascar aquí

Madagascar es un continente en si mismo. Muchos países en uno. En extensión es similar a España y la sociedad malgache es diferente de norte a sur y de este a oeste. Es por eso que hacer una ruta de estas características por carretera te permite avanzar e ir viendo poco a poco los cambios en los rasgos de las personas, los diferentes tipos de vivienda, vestimenta, cortes de pelo, etc.

Junto a un grupo de niños en Mandraka
Algo que para mi ha sido esencial en este viaje es contar con un guía que te vaya contando paso a paso lo que ves, que te de detalles de la historia del país y de la situación actual para que entiendas por qué las cosas son como son. El equipo de Indigo Be, nuestros guías en la isla, fueron los encargados de ayudarnos a empaparnos bien de la cultura, costumbres y naturaleza de los malgaches. 

Y si ya has empezado a plantearte tu viaje a Madagascar, este tipo de expedición cubre los que para mi son 3 lugares esenciales en el país:

Parque Nacional de Andasibé Mantadia
¿Buscas lémures? Pues aquí lo más probable es que veas unos cuantos. Al encontrarse relativamente cerca de la capital, es un lugar muy visitado por los viajeros porque además aquí encontramos al primate más grande de la isla, el lemur Indri-Indri.

El lemur Propitecus Diadema, otra de las especies que pueden verse en Andasibé

Parque Nacional Gran Tsingy de Bemaraha
Uno de esos lugares que sólo podrás ver en Madagascar. Se trata de formaciones calizas jurásicas que han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad y a través de las cuales se hace un trekking atravesando laberintos, grutas, puentes colgantes y desfiladeros. Un paisaje singular que ocupa una extensión de más de 152.000 hectáreas.

Cruzando uno de los puentes colgantes del Parque Nacional

Aunque no es una ruta complicada, si nunca habéis hecho ninguna vía ferrata, os resultará impresionante! 

La Avenida de los Baobabs
Un lugar mágico. ¡Ver el atardecer desde la avenida de los Baobabs de Morondava debería ser obligado una vez en la vida! Esos grandes árboles son un símbolo de la isla porque de las 9 especies de baobabs que hay en el mundo, 7 están en Madagascar y 6 de ellas son endémicas de la isla.

Puesta de sol en la Avenida de los Baobabs

¿Nos vamos?

Qué ver en Dublín y alrededores

Irlanda suele ser un destino para todos los públicos. Aquellos que buscan recorrer su costa verde y escarpada y conocer pequeños pueblecitos típicamente irlandeses y otros que buscan conocer Dublin, una ciudad de alma joven y muy nocturna. Dublín es también destino para muchos jóvenes que van a aprender inglés, ese ha sido el caso de mi hermano en los últimos meses.

Las calles de Dublin y el Spire al fondo

Por eso, gracias a su experiencia viviendo allí y a mi visita a Dublín hace un tiempo, os hemos preparado una ruta por los lugares clave de la ciudad y dos excursiones cercanas. Así que si te has ido a estudiar inglés a Dublín o simplemente vas de viaje unos días, ¡toma nota!

1. O'connell Street
Esta calle es el centro neurálgico de Dublin, la arteria comercial de la ciudad. Es una zona que siempre concentra mucha gente gracias a sus amplias aceras. En la calle O'Connell encontramos el Spire (la espiral), una aguja de 120 metros que se construyó en 2003. 


2. Temple Bar
El Temple Bar es el eje del ocio nocturno de Dublín. Es una zona de calles adoquinadas y típicos pubs irlandeses. 
El barrio recibe el nombre por Sir William Temple, que adquirió los terrenos en el año 1600. El Temple bar empezó a convertirse en un lugar con mucho potencial, sobre todo turísticamente hablando, a partir de 1991, cuando Dublín fue seleccionada Capital Europea de la Cultura. 

De día también se colocan por la zona mercados de comida y de libros, lo que lo convierte en una zona con mucho ambiente tanto de día como de noche. 

Además, Temple Bar da nombre al que probablemente sea el pub más famoso de la ciudad, aunque es tan mítico que siempre está lleno de gente y las pintas de cerveza no son precisamente económicas.

En The Temple Bar
3. Fábrica Guinness
Una de las visitas más entretenidas en Dublín es la que se puede hacer a la Guinness Storehouse o la fábrica de cerveza Guinness. Este almacén se construyó a principios del siglo XX para la fermentación de esta cerveza y un siglo después abrió sus puertas al público como espacio turístico.

Barriles de cerveza Guinness expuestos

El museo es un recorrido por la historia de la marca y de la fabricación de la cerveza. Es posible ver la maquinaria que se utilizaba para la fabricación de la cerveza, cómo se transporta al resto del mundo y también un repaso a las campañas publicitarias más famosas de Guinness. 

En el precio de la entrada está incluida una pinta de cerveza que puedes pedirte en el Gravity Bar en la última planta, disfrutando de las vistas de toda la ciudad.

Dos cervezas guinness. La cerveza adquiere el color negro cuando pasa un rato desde que se ha tirado. 

Recomiendo comprar la entrada por internet. Es la mejor manera de ahorrarse unos euros y la correspondiente cola, sobre todo si vais en fin de semana. 

4. Trinity College
Esta universidad puede presumir de ser la más antigua de Irlanda y una de las más famosas del mundo. Pero además, cuenta con la biblioteca que posee la mayor colección de manuscritos y libros impresos de la República de Irlanda. 

Y sí, es una biblioteca muy completa pero también preciosa. La sala principal de la Antigua Biblioteca se conoce como "long room" porque mide 65m de largo y en sus estanterías reposan más de 200.000 de los libros más antiguos de la biblioteca. 

En total, en toda la biblioteca, estamos hablando de casi 3 millones de libros repartidos en ocho edificios. 

5. Phoenix Park
El parque urbano más grande de Europa. Ahí es nada. 700 hectáreas de zona verde en las que caminar, dar un paseo en bicicleta o simplemente tirarse en el césped a mirar el cielo. 

Además, dentro del parque también se encuentran los siguientes enclaves turísticos:

- El zoo de Dublín, uno de los más antiguos del mundo. 
- La columna de Phoenix, coronada por una escultura del ave fénix y que da nombre al parque.
- Wellington Testimonial, un obelisco en honor al duque de Wellington.
- Áras an Uachtaráin, la residencia oficial del presidente de Irlanda
- People's garden, una zona ajardinada y cultivada. 

En el Phoenix Park también es posible ver ciervos en libertad.

Preciosos colores primaverales en el Phoenix Park

6. St Stephens Green
Este parque se encuentra en el corazón de Dublín y es de los más antiguos de Irlanda (año 1664). Aunque el Phoenix Park es mucho más grande, este está en el centro de Dublín y es más accesible y también más fácil de recorrer por sus dimensiones.

Un oasis en medio de la ciudad donde hacer un parón y un picnic entre visita y visita.

St Stephens green, el oasis en medio de la ciudad

7. Catedral de San Patricio
San Patricio, patrón de Irlanda, tiene su catedral en Dublin. Ésta se construyó junto a un pozo en el que el santo bautizó a los conversos en el año 450. 

Como tantos edificios sagrados, la Catedral de San Patricio ha sufrido muchos cambios con el paso de los siglos fruto de incendios y posteriores restauraciones. Hoy en día luce así de bonita:

Saint Patricks desde el exterior en un día bastante nublado

8. Catedral Christ Church
Es, junto a la catedral de San Patricio, la catedral más importante de Dublín y también la más antigua.  Empezó a construirse en el año 1038 y se ha ido modelando con el paso de los años. 

Bajo la iglesia se encuentra la estructura más antigua de Dublín, una enorme cripta del siglo XII.

La catedral de Christ Church

9. El castillo de Dublín
La visita a esta fortaleza merece la pena sobre todo para comprender algunos períodos de la historia del país. 
Aunque actualmente se utiliza como lugar de celebración de las recepciones oficiales del gobierno, anteriormente se utilizó como asentamiento de vikingos, fortaleza militar, residencia real, etc. Como en otros edificios similares, las estancias reales están decoradas como lo estuvieron en su día. 

El castillo de Dublín es, en definitiva, un espacio que cuenta muchas y diferentes historias de la ciudad. 

10. Dos pubs para salir de fiesta en Dublín: O'Neills y Dicey's garden
En el primero suele haber música en directo y muy buen ambiente. Aunque se trata de una conocida cadena de pubs, mantiene el estilo de bar tradicional irlandés. 

El Dicey's garden, por su parte, es un lugar escogido por muchos jóvenes porque es un pub económico donde tomarse unas pintas. 


Si estás pensando en posibilidades para estudiar inglés en Irlanda, puedes probar con un año académico en Midleton School y además de aprender inglés, conocerás esta fantástica ciudad que es Dublín!

Pero si también quieres conocer algún pueblecito cercano, te recomendamos dos escapadas facilitas y cercanas desde Dublín:

Bray
Esta localidad costera al sur de Dublin está muy bien comunicada con Dublin ya que con ella conecta el servicio de transporte metropolitano de la capital.

Es un lugar perfecto para hacer una escapada de un día desde Dublín y poder disfrutar así de un paisaje típico de postal desde la colina coronada por una cruz con vistas al mar. Una subida de una media hora que os regalará unas vistas de 10.


Wicklow Mountains
Esta cordillera de montañas al sur de Dublin también supone una escapada relativamente sencilla desde Dublín, por lo que podéis incluirlo en vuestra ruta, tanto si vais unos días como si estáis estudiando o trabajando en la capital irlandesa.

Es Parque Nacional desde 1991 y abarca 20.000 hectáreas. Podéis encontrar toda la información para visitarlo aquí. 


¿Quieres recomendarnos algo más? ¡Déjanos un comentario!



*Post Patrocinado*



Guía e itinerario para viajar a Croacia

¿Estás pensando en viajar a Croacia por tu cuenta? Pues estás de enhorabuena porque hemos preparado un montón de información sobre el país para que puedas hacer la ruta Dubrovnik - Zagreb a tu aire. 



Nos decidimos por Croacia un par de meses antes del verano, tras descartar Japón por temas de presupuesto. Con Croacia cumplíamos tres requisitos: buen tiempo, playas y un destino económico. Nos acabamos de decidir cuando vimos el precio de los billetes. 

Queríamos conocer el país tranquilamente y no solamente los lugares más turísticos y, aunque nos falta parte de la costa, de la región de Istria y del interior, hemos cubierto muchos lugares interesantes. 


Consejos generales
Antes de nada, estos consejos te serán muy útiles para viajar por Croacia: visados, clima, lo que necesitarás en tu maleta y un montón de información práctica para recorrer la costa croata. 


Alojamiento
En Croacia, las mejores opciones de alojamiento las encontramos en guest houses a través de Booking y con Airbnb. Para nosotros era la primera vez que utilizábamos el portal Airbnb para encontrar alojamiento y esta fue nuestra experiencia. 


La ruta
En Croacia pasamos 20 días. Queríamos saborear bien todos los lugares que visitábamos e ir sin prisa. Este fue nuestro itinerario. De él, sólo cambiaríamos quedarnos una noche en el Parque Nacional de Plitvice, es tan grande que merece la pena quedarse un día más. 

Días 1-3 Dubrovnik
Días 8-10 Split
Día 11 Sibenik
Día 14 Zadar
Días 15-16 Dugi Otok y Telascica
Día 18-19 Zagreb


Transporte
El transporte público en Croacia (especialmente en temporada alta) funciona bastante bien. Si viajas en junio, julio y agosto, podrás aprovecharte de estos trayectos a muy buen precio. 

Cuando buscábamos información sobre los trayectos que queríamos hacer en ferry, nos costó encontrar los datos en español, así que aquí os dejamos, bien detallados, los trayectos en ferry para movernos por las islas:



El resto de trayectos los hicimos en autobús. Siempre salen desde las estaciones de autobuses de cada ciudad y los horarios están correctamente indicados. Como la mayoría de trayectos por Croacia se hacen por tierra y en autobús, hay líneas que cubren prácticamente todo el territorio.


Emprender & Viajar: Sara y JAAC, del blog Salta Conmigo


Sara y JAAC viajan y te lo cuentan en Salta Conmigo, un blog de viajes con destinos y saltos por todo el mundo. Aunque siempre han tenido claro que aman viajar, decidieron cambiar su rutina en 2013 cuando dejaron sus trabajos y se fueron a recorrer Sudamérica sin billete de vuelta. 

Sara y Jaac, del blog Salta Conmigo


1. Vuestro viaje empezó el 30 de marzo de 2013 pero vosotros ya viajábais antes y ya lo contabais en el blog. Eso sí, nunca fueron viajes tan largos. ¿Qué os empujó a este cambio de vida? ¿Recordáis el día en el que tomasteis la decisión de recorrer Sudamérica sin billete de vuelta?

Siempre nos ha gustado viajar y, cuando nos fuimos de viaje sin billete de vuelta, ya llevábamos unos diez años viajando juntos por el mundo en los días que las vacaciones del trabajo nos permitían. 
JAAC llevaba seis años escribiendo en el blog (Sara empezó en 2012) y alguno más escribiendo en otro de otra temática en el que también hablaba de viajes. 

¿Cuándo decidimos irnos sin billete de vuelta? No tuvimos una epifanía repentina, fue una idea que fue surgiendo en el tiempo por la frustración de ver que no podíamos disfrutar tanto como queríamos de nuestros viajes por la falta de tiempo, unida a los problemas que nos pusieron en el banco a la hora de acercarnos a pedir una hipoteca para cambiar de casa. 

Nos pareció una mejor inversión quedarnos donde estábamos y usar ese dinero para viajar sin fecha de vuelta. La decisión de que el viaje fuera a Sudamérica fue posterior.

2. Antes de lanzaros a recorrer Sudamérica, ambos trabajabais y llevabais una vida dentro de los cánones de la normalidad. ¿Hubo algo que os hizo cambiar el chip o daros cuenta de que esa vida no era la que queríais en ese momento?

Alguna riña que otra en el trabajo siempre ayuda, pero en realidad fue lo que comentábamos antes: entender que queríamos hacer lo que nos apasionaba, viajar, durante todo el tiempo que quisiéramos y ver que el trabajo no nos lo permitía.

3. ¿Cómo era un día en la vida de Sara y JAAC en Madrid antes del #LatTrip?

Los dos trabajábamos en Madrid, Sara era brand manager en una empresa de alimentación y JAAC consultor senior de calidad en una empresa de informática. Los dos nos pasábamos de dos (JAAC) a tres (Sara) horas diarias en transporte público para ir y volver del trabajo, unas diez en la oficina (incluyendo la comida, que tampoco éramos workaholics), íbamos al gimnasio cuando podíamos y poco más entre semana. 

El fin de semana, siempre que podíamos, nos íbamos y, si no, lo dedicábamos a descubrir Madrid o a descansar en casa. Una vida muy normal.

Sara y Jaac en Japón
4. ¿Cuánto tiempo pasó desde que tomasteis la decisión hasta que empezó la aventura? 
La búsqueda de casa tuvo lugar unos tres años antes de que nos fuéramos de viaje. En aquel momento pensamos que ahorraríamos durante cinco años y que sería en 2015 cuando dejaríamos los trabajos. ¿Por qué cinco años? Para que fuera una fecha redonda y porque JAAC podría superar así su crisis de los cuarenta.

Eso sí, esperar tanto tiempo sabiendo lo que quieres hacer, viendo que la vida de la oficina te frustra, que tu jefe te irrita, etc. pues no fuimos capaces y lo adelantamos un par de años, un año después de acabar de pagar la hipoteca. 

Con la casa ya pagada, podríamos ahorrar aún más –siempre hemos sido muy ahorradores—para pagar el viaje y tener ahorros para unos años más a la vuelta, por si acaso.



5. Al principio, vuestra familia no entendió muy bien vuestra decisión de dejarlo todo y lanzaros a la aventura. ¿Qué os decían? ¿Todo el mundo reaccionó de igual forma? ¿Cómo lo ven ahora que habéis vuelto?
No sólo al principio, siguen sin entenderlo. Nos decían que estábamos locos: que teníamos muy buenos trabajos y una vida acomodada y lo estábamos tirando todo por la borda. Hubo más gente que reaccionó así en nuestro entorno y algunos amigos que, no sabemos si estando muy convencidos o no, nos dijeron que hacíamos bien en disfrutar de la vida… eso sí, que ellos en sus circunstancias (las que fueran) no podrían o no se atreverían a hacerlo.

También esperaban que, a la vuelta, volviéramos a la “vida anterior”. No hacerlo les ha chirriado aún más que el hecho de que dejáramos los trabajos.

6. Os lanzasteis a viajar con vuestros ahorros. ¿Ha cambiado vuestra forma de financiación? ¿Habéis vuelto a vuestros antiguos trabajos?
La idea inicial, por lo menos de Sara, era volver al trabajo, aunque no a la misma empresa porque nos fuimos, no pedimos excedencia. Pero, al final, decidimos dedicarnos al blog y seguir durante un tiempo viviendo con nuestros ahorros. Ahora nos dedicamos profesionalmente al blog.

Uno de sus famosos saltos en Isla de Pascua

7. ¿Qué os ha aportado SaltaConmigo.com a nivel profesional y personal?
A nivel profesional, SaltaConmigo.com nos ha aportado versatilidad: cuando tienes un blog y se convierte en un pequeño negocio, tienes que hacer de todo, eres tu propio departamento de marketing, comunicación, redes sociales, comercial, técnico, de administración, de contabilidad, etc. 

A nivel personal, son los viajes los que nos han aportado muchísimo, por toda la gente que hemos encontrado en el camino y que los ha hecho tan especiales. El blog también nos ha ayudado, de alguna forma, ya que nos ha permitido conocer a otros blogueros, muchos de ellos grandes viajeros.

Además, a través de los comentarios/emails/respuestas en redes sociales de nuestros lectores nos hemos dado cuenta de que lo que contamos le gusta y le sirve a alguien y que no estamos solos cuando viajamos.

8. Recientemente os hemos visto recorriendo ciudades europeas, ¿llegará el #AsiaTrip o el #WorldTrip? ¿Os veremos pronto con las mochilas a cuestas y sin billete de retorno?
Una vuelta al mundo no creemos que llegue nunca –pero, ¿quién sabe?-, preferimos centrarnos en una zona.  Pero sí, esperamos que otro viaje sin billete de vuelta llegue pronto y seguro que llegará antes o después. Ése es el objetivo. Si no es sin billete de vuelta será muy largo…



9. Imagino que el #LatTrip os cambió la forma de ver la vida, el trabajo y todo lo material. ¿Con qué filosofía se regresa de un gran viaje como ese? ¿Qué lecciones se aprenden?
La verdad es que nuestros principios, nuestra forma de pensar y nuestra actitud ante la vida no han cambiado radicalmente con el viaje. Seguimos siendo los mismos, será que no estamos muy predispuestos a las “epifanías”…

Eso sí, viajando entiendes que hay muchísima gente buena en el mundo que está dispuesta a echarte una mano justo cuando lo necesitas –y supera con creces en número, aunque también la hay, a la gente que te quiere engañar-; que puedes vivir con muy pocos objetos materiales, todo lo que cabe en la mochila; que cuando viajas tu salud mejora porque estás más feliz; que la comodidad y la seguridad no son para todos sinónimos de felicidad, etc.

La vida siempre te da lecciones, da igual que estés de viaje o no, sólo hay que saber escucharlas.

Trabajamos más horas que antes y ganamos mucho menos… pero somos más felices

10. ¿Cómo es un día en la vida de Sara y JAAC ahora mismo?
Cuando no estamos viajando estamos en Madrid escribiendo para el blog y las redes, contestando correos electrónicos, disfrutando de la ciudad y participando en todos los eventos viajeros que podamos. 

Trabajamos más horas que antes y ganamos mucho menos… pero somos más felices –casi siempre, también hay días en los que pensamos “¡quién nos ha mandado a hacer esto!-.

Visitando la Antártida durante su #LatTrip

11. Sin pensar demasiado, decidnos un momento viajero especial que os venga a la mente desde que os lanzasteis a compartir vuestros viajes en el blog.
Escuchar la “samba narua” en Rio de Janeiro con nuestro anfitrión de couchsurfing en un barrio al que nunca habríamos ido solos porque era supuestamente peligroso… Siempre recordaremos los centenares de personas cantando al unísono en esa diminuta plaza, solo de pensarlo ya tenemos de nuevo la piel de gallina.

12. Vosotros inspirasteis a Claudia, del blog Solo ida. ¿quién os inspira u os motiva? ¿Qué otro viajero, blogger o emprendedor os hacía soñar con sus historias? 
El blog de Carmen Teira, Trajinando por el mundo, nos inspiraba con sus fotos y relatos viajeros antes de que nos fuéramos y siguen haciéndolo todavía. Es una gran aventurera y, como pasa con muchos viajeros, una persona increíble, además sabe transmitir como nadie la pasión por sus viajes. 


Y vosotros, ¿ya conocíais los saltos de esta pareja de viajeros?