Preparar un viaje a Cuba en 30 días: itinerario y transportes

Si estás preparando tu ruta por Cuba, es normal que te surjan dudas del tipo: ¿cuántos días le dedico a Santiago de Cuba?, ¿cómo funcionan los desplazamientos? ¿Cuánto tardaré de una ciudad a otra? ¿Cómo voy de un lugar a otro?

Bien, este post intenta aclarar todas esas dudas de planificación. Dudas que, dicho sea de paso, nosotros también tuvimos. Y es que cuando se viaja por Cuba en plan mochilero o low-cost, hay poca información en Internet para documentarse y es difícil planificar el viaje con exactitud. Así que aquí encontrarás nuestra ruta, los días que dedicamos a cada lugar y cómo nos movimos de un lugar a otro. No es una guía sobre qué hacer en cada sitio, si no algo práctico que pueda ayudarte a montar tu itinerario. 

Por eso, y aunque aquí te dejemos información útil en base a nuestra experiencia, en Cuba hay que dejarse llevar como hacen ellos, armarse de paciencia para esperar por casi todo, pedir indicaciones y preguntarlo casi todo. Ese es el mantra cubano y ya se sabe, allá donde fueras...haz lo que vieras. 

Nuestra ruta por Cuba no es la habitual porque al viajar desde Miami, volamos a Holguín. En cambio, los vuelos internacionales que llegan a España suelen hacerlo a la capital, La Habana.

Portada: Cuba, Itinerario de 30 días por la isla


Antes de empezar, quizá quieras consultar los consejos y recomendaciones para viajar a Cuba y el post sobre cuánto cuesta viajar a Cuba un mes

Día 1 - Vuelo Miami - Holguín
El primer contacto con Cuba siempre es especial, por eso guardaremos en el corazón a Holguín como uno de los lugares especiales de nuestro viaje. Nuestras primeras cervezas bucanero poco frías, los primeros platos de comida realmente baratos, los primeros paseos y también la primera vez que nos timaron.

Holguín desde la terraza de nuestra casa de renta

¿Cómo ir desde Holguín a Guardalavaca? Nosotros cogimos un taxi privado hacia Guardalavaca, una de las zonas de playas paradisíacas de Cuba. Por un trayecto en el que los cubanos pagan 1 CUC (1 dólar) por persona, nosotros pagamos 25 CUC (25 dólares) entre los cuatro (timada máxima). Para la vuelta conseguimos el mismo trayecto por 10 CUC (10 dólares). 

Días 2-4  Holguín Guardalavaca
Guardalavaca es el lugar al que irías a perderte. Para mi se coloca rápidamente en el Top 3 de playas cubanas. No se trata de un lugar muy visitado por turistas pero si por locales.

Las playas de Guardalavaca
En el pueblo de Guardalavaca hay casas de renta donde alojarse y también una plaza (entiéndase una plaza como un descampado) con varios establecimientos y puestos de comida. Allí desayunábamos cada día en el puesto de Juan Peña y comíamos y cenábamos en la Fonda de Pepe. 



Días 4-7 Santiago de Cuba
El cuarto día lo dedicamos a viajar desde Guardalavaca a Holguín y de Holguín a Santiago de Cuba. 
Como comentábamos antes, el trayecto de Guardalavaca a Holguín lo hicimos en un taxi por 10 CUC (10 dólares) entre los cuatro. 

Pero, ¿cómo ir desde Holguín a Santiago de Cuba? Aquí nos enteramos de la existencia de una estación donde paraban camiones que salían en todas direcciones. Encontramos un camión que viajaba a Santiago de Cuba por menos de 1,5€ por persona y decidimos probar la experiencia. No es la opción más cómoda, pero la relación-calidad precio es justa. 

Viajando por primera vez en camión

Nuestro camión desde Holguín a Santiago de Cuba
En Santiago de Cuba hay mucho que ver y que hacer, por lo que decidimos quedarnos tres noches. A toro pasado, creemos que fue el tiempo perfecto para verlo todo.

Las coloridas calles de Santiago de Cuba
Desde Santiago de Cuba se puede ir a Baracoa, otro de los paraísos cubanos, aunque nosotros no llegamos a conocerlo. Se tardan unas 5h en Viazul aunque seguro que hay más opciones de transporte. 

Día 7 Trayecto Santiago de Cuba - Camagüey
Probablemente fue el peor día de todos los que pasamos en Cuba. En la estación de autobuses de Santiago encontramos un camión que podía dejarnos en Camagüey pero nos cobraba 10 dólares, el mismo precio que desde Santiago a La Habana (que es el doble del recorrido). 

Tuvimos que esperar tanto que finalmente nos decantamos por coger un Viazul que tardó bastante más de lo esperado y no sin varios incidentes por el camino.

El temido Viazul

Días 8-9 Camagüey
Camagüey se puede ver perfectamente en un día entero. La llaman la ciudad de las tinajas, aunque tinajas quedan más bien pocas. Eso sí, es una ciudad bastante bonita y colorida, vale la pena.

Bicitaxis en Camagüey
Plaza del Carmen en Camagüey

Días 9-11 Santa Lucía
Otra de las zonas de playa que nos habían vendido como el paraíso. Y sí, poca gente, pocos turistas, pero también pocos lugares donde comer a buen precio y el único lugar en la isla donde tardaron una hora y cuarto en servirnos unas pizzas. 

A pocos kilómetros de este archipiélago se encuentra la que dicen es la segunda barrera de coral más grande del mundo, después de la de Australia. No pudimos plantearnos conocerla porque todas las empresas que ofrecen el servicio son del estado y los precios para turistas son bastante altos.

Además, una de las actividades que suelen incluir es el feeding de tiburones, es decir, ofrecer alimento a los tiburones para que puedas verlos más de cerca. No estamos muy de acuerdo con esta práctica así que lo descartamos.

Toda la playa para nosotros
Llegando a la playa, alucinados con las tonalidades de azul del mar

¿Cómo llegar a Santa Lucía desde Camagüey? Es bastante sencillo: desde la estación (la de camiones, no la del Viazul) salen camiones desde primera hora de la mañana y te dejan en Playa Santa Lucía. 

Nosotros conseguimos nuestro alojamiento gracias a la familia con la que nos quedamos en Camagüey. Lo cierto es que ese archipiélago es bastante largo y es bueno ir sabiendo donde dormirás. 

Días 11-14 Trinidad
En trinidad pasamos 3 noches y podríamos haber pasado alguna más. Aunque bastante enfocada al turismo, es la ciudad, con diferencia, que más bonita nos ha parecido de Cuba. Muy cuidada y conservando ese estilo colonial que tanto la caracteriza. Además de la ciudad, hay varias excursiones que pueden hacerse en los alrededores, como visitar Playa Ancón o el Valle de los Ingenios. 

Las calles de Trinidad

¿Cómo llegar desde Playa Santa Lucía a Trinidad? Como os podréis imaginar, no hay un transporte directo. Primero viajamos de Trinidad a Camagüey en un autobús local. Desde la estación de camiones de Camagüey a la estación del Viazul cogimos un taxi. Desde Camagüey a Sancti Spiritus cogimos un viazul. Y desde Sancti Spiritus a Trinidad un coche compartido. Una odisea que nos llevó todo el día. 

Días 14-17 La Habana
3 noches que a mi personalmente me supieron a poco. La Habana tiene muchísimo que ofrecer: el Callejón de Hamel, la Habana Vieja, las puestas de sol en el Malecón, tomarse un mojito en una de las terrazas de los grandes hoteles, etc.

Coloridos edificios en La Habana
Turistas frente a la conocida Bodeguita del Medio

Nosotros además escogimos hacer un tour con Different Cuba para conocer más a fondo la Habana vieja y fue todo un acierto. Nuestro guía Eddy nos enseñó tanto lo típico como aquellos secretos que solo conoce el que vive en una ciudad. 

¿Cómo ir desde Trinidad a La Habana? Este trayecto decidimos hacerlo en Viazul porque eran 5 horas de trayecto y nos parecía demasiado para hacerlo en un camión. 

Días 17-21 Pinar del Río y Viñales
En Pinar del Río nos alojamos 4 noches. No sabíamos cuál iba a ser nuestro siguiente movimiento porque dependíamos del paso del huracán Matthew. 

Lo mejor es que desde Pinar del Río hay coches compartidos que salen con bastante frecuencia hacia Viñales, así que dos de los días se los dedicamos a recorrer Viñales por libre.

El Valle de Viñales desde el Mirador de los Jazmines

También aprovechamos para visitar el proyecto Grabadown para jóvenes con Síndrome de Down y añadirlo al directorio de Trip-Drop. Pronto os contamos más sobre este día tan maravilloso. 

¿Cómo ir desde La Habana a Pinar del Río o Viñales? También en Viazul. En este caso podríamos haberlo hecho de otra forma más económica pero nos decantamos por la opción fácil. Eso sí, el autobús fue parando durante todo el trayecto y lo que debía durar entre 2 y 3 horas, se alargó más de 4 horas. Nunca te fíes del Viazul. 

Días 21-22 Matanzas
Matanzas solamente necesita un día para recorrer sus calles. No nos llamó demasiado la atención pero si que encontramos el mejor restaurante italiano de toda la isla. Y ya solo por eso, vale la pena la parada.

¿Cómo ir desde Pinar del Río a La Habana? ¿Y cómo ir desde La Habana a Matanzas? El trayecto directo solo podría hacerse en taxi privado, pero hay fórmulas más económicas. Desde Pinar del Río a la Habana volvimos en un coche compartido que nos costó 5 CUC (5 dólares) por persona. Y en La Habana conseguimos un taxi privado que nos llevase a Matanzas por 15 CUC (15 dólares) entre los 4.

Días 22-28 Varadero
Sí, pasamos más días que en ningún otro lugar en el sitio que ni siquiera pensábamos visitar. Pero es que Varadero tiene un lado mochilero muy interesante y si llevas 3 semanas de un lado a otro con una mochila a cuestas, apetece pero muchísimo tirarse a la bartola y disfrutar de sus aguas cristalinas y un buen vaso de ron con limonada.

Las playas de Varadero, un paraíso

¿Cómo ir desde Matanzas a Varadero? En Matanzas salen autobuses y camiones que van hacia Varadero desde la carretera. Te colocas ahí y esperas a que llegue alguno. Puede que en los autobuses de trabajadores no te dejen subir, pero por intentarlo no pierdes nada. Por este trayecto nos cobraron 1 CUC por persona (1 dólar). 

Días 28-30 Santa Clara
A Santa Clara le dedicamos dos noches aunque con una noche y un día hubiese sobrado. Lo cierto es que la ciudad puede verse tranquilamente en un día.

El Mausoleo del Che en Santa Clara

¿Cómo llegar a Santa Clara desde Varadero? Pues no es tan sencillo y de las combinaciones que hay, nosotros debimos escoger la peor, aunque la que incluye menos transbordos. Desde Santa Marta cogimos un camión que hizo mil millones de paradas hasta Sagua la Grande. Y desde ahí podríamos haber cogido otro camión o autobús pero estábamos destrozados después de 4h en un camión y decidimos coger un coche compartido por 5 CUC (5 dólares) por cabeza para hacer el trayecto restante hasta Santa Clara. 



Este fue nuestro viaje y nuestro itinerario, los días que pasamos en cada lugar y cómo nos movimos. Probablemente tu viaje no será igual, pero estoy segura de que Cuba te gustará tanto como a nosotros.  De eso no me cabe duda. Cuba tiene ese no sé qué...:)



Polaroid Snap Touch: uso, configuración y trucos


Una de las cosas que no puede faltar en nuestra maleta cuando vamos de viaje es la cámara de fotos. Pero opinamos que gran parte de la magia de la fotografía está en el revelado, en tener esos recuerdos en mano y que no se pierdan en un disco duro.

Por eso cuando nos mandaron la nueva Polaroid Snap Touch para que la probáramos sabíamos que iba a ser un éxito. Eso de hacer fotos y poder verlas al momento reveladas no tiene precio. Os contamos nuestras sensaciones con la cámara y cómo sacarle todo el partido. 



Configuración recomendada

Los parámetros configurables de esta cámara son sencillos e intuitivos. Aquí simplemente os recomendamos modificar unas pocas cosas para que las fotos salgan mejor y la cámara funcione correctamente. Una vez encendéis la SnapTouch os encontraréis con la siguiente pantalla principal:

Pantalla principal con las opciones generales de uso y configuración.

A través de la Configuración de Captura se accede al menú de configuración de fotografía y vídeo. Podemos activar el flash automático y HDR para instantáneas, y la resolución a 720p ó 1080p para vídeo según la calidad que queramos en nuestros proyectos.

Se pueden realizar composiciones tipo collage con 2, 3 ó 4 fotografías tomadas de manera consecutiva. Basta con cambiar al modo Foto Dividida y seleccionar la distribución que más nos guste.

En el menú Configuración General podéis añadir la hora y fecha a vuestras fotos, además de cambiar la frecuencia por si os aparece ruido debido a los fluorescentes o pantallas que aparezcan en la exposición.


Imprimiendo nuestras fotos

Sacar fotos en papel con la cámara es muy fácil. Seleccionamos el icono de impresión que aparece sobre la foto que elijamos y se pone a imprimir. Tarda unos 15 segundos y no hace falta esperar a que se seque ni nada por el estilo. 

Imprimiendo una foto con la Polaroid SnapTouch

Para cambiar el papel de la cámara, simplemente basta con introducir el papel fotográfico en el compartimento. La hoja azul debe ir al fondo. Tras cerrar de nuevo la tapa, automáticamente esa hoja saldrá y la cámara ya estará lista para realizar más copias. Nosotros utilizamos papel ZINK Paper de Polaroid.



¿Qué tarjeta SD me compro?

La memoria interna de la cámara es muy limitada, nos permite guardar unas 15 fotografías, por lo que es obligatorio comprar una tarjeta microSD. Las resoluciones de vídeo que soporta son 720p y 1080p, entendemos que en ambos casos a 30fps, por lo que cualquier tarjeta de clase 10 no dará ningún problema con esta cámara.

Si tenéis una de clase menor, 6 por ejemplo, mejor tomar vídeos a 720p. Admite hasta capacidades de 128GB, aunque creemos que con 16GB es suficiente para una cámara de este tipo.


La App para Smartphone

Polaroid nos ofrece una aplicación para utilizarla con el teléfono: Polaroid Print App: SnapTouch. Existe tanto para Android como para iOS y se conecta a la cámara por bluetooth, permitiendo realizar las siguientes acciones: 

- Imprimir fotografías que se encuentran en la Galería de nuestro smartphone.
- Realizar una captura con la cámara del móvil e imprimirla en la SnapTouch.
- Configurar extras de la SnapTouch: actualizar firmware, info general, retos y logros de usuarios y hasta comprar papel.

App Polaroid SnapTouch en Android. Configuración de extras. Impresión de imagen de Galería de smartphone.

Aunque no aparece directamente en el interfaz de la aplicación, se pueden enviar las fotos de la SnapTouch al smartphone desde la visualización de las fotos de la Polaroid. Sencillamente pulsando el icono de compartir y estando previamente la cámara enlazada por bluetooth al teléfono, la foto se enviará directamente al terminal.


Claves de la Polaroid SnapTouch: Pros y Contras

Lo que más nos ha gustado

- Fácil de usar e intuitiva. Para todas las edades y sin leer ni un solo manual de instrucciones. Sólo tiene dos botones, encendido y toma de foto, lo demás se gestiona a través de la pantalla táctil.
- Muy práctica si te gusta tener fotos impresas en este formato (2x3"). Sirven para decorar álbumes, colgar de la nevera o hacer postales navideñas.
- Es una cámara bonita (y muy fotogénica).
- Es ligera: uno de nuestros problemas a la hora de llevar cámaras es que no queremos ni que pesen ni que ocupen demasiado espacio. Esta cumple bastante bien con esos requisitos. 

Lo que menos nos ha gustado

- El botón de encendido incorporado con el flash. A veces no es fácil de cerrar o se abre solo y cuesta cogerle el tranquillo.
- Si se utiliza la cámara del smartphone para realizar e imprimir una fotografía, la captura que se previsualiza no se corresponde con la que se guarda (aparece desplazada hacia abajo, al menos en Android 6.0.1.).
El papel de la foto se doblan ligeramente cuando pasa un tiempo. Si las pegamos a un álbum, problema resuelto :)

Polaroid SnapTouch en la calle

Dónde comprar la Polaroid Snap Touch

Puedes encontrarla en los establecimientos habituales y aprovechar los descuentos del Black Friday. 


Una cita con la luna y las estrellas en el Mirador del Fitu, Asturias


Asturias es infinita y, ¿sabes lo mejor? que nunca te cansas. Tienes todo lo que quieres (menos el sol, que a veces es difícil verlo en unos días), Asturias te mima, te alimenta cual abuela y te atrapa en sus redes. No conozco a nadie que haya viajado a Asturias y me haya dicho lo fea que es, lo mal que se come o lo antipáticos que son los asturianos.

Portada del post: buscando la luna llena en el Mirador del Fitu

Asturias también es el lugar perfecto para mirar al cielo, así que cuando supimos que el lunes 14 de noviembre había súper luna, nos pareció la excusa perfecta para hacer una escapada. Buscamos rápidamente el mejor lugar desde el que ver la luna salir y encontramos el lugar ideal: el Mirador del Fitu. Este mirador se encuentra entre Arriondas -conocido por el archifamoso descenso de piraguas por el río Sella- y Caravia.

Lo mejor es que no hace falta que haya súper luna para que te acerques hasta el mirador del Fitu, te vale con cualquier luna llena del año o con una noche muy despejada y oscura para ver las estrellas. Es el lugar perfecto porque no hay ninguna luz cerca. 

Está a unos 1.100 metros sobre el nivel del mar, en la Sierra del Sueve. Es una pequeña atalaya de hormigón que permite una vista de 360º de la costa occidental asturiana. Acantilados, playas, pequeños pueblos, el mar, el Parque Natural de Ponga y el Parque Nacional de los Picos de Europa, todo en el mismo paisaje, al alcance de tus ojos.

Su construcción se remonta a principios del siglo XX y se levantó precisamente con fines turísticos, para que la gente pudiese disfrutar de las vistas. En la zona se conoce al mirador como "el cazu" por su forma redonda, como de taza o cazo. 

Al mirador se llega en coche y hay un amplio aparcamiento donde dejarlo. Desde aquí salen diversas rutas de senderismo, a cada cual más interesante. Por ejemplo se puede llegar al pico más alto de la Sierra del Sueve, el picu Pienzu, 1.148 metros de altura de una de las cumbres más cercanas al mar de todo el mundo.

La luna llena. Realmente las fotos no le hacen justicia a lo grande y bien que se veía 
Lo mejor de verla desde el Mirador del Fitu es que la luna sale por el mar y, si no hay bruma, se ve bastante bien
Como dato interesante, en la carretera que va hacia el mirador se celebra todos los años la Subida al Fito, una prueba de rally que puntúa para el campeonato de España. Así que os podéis imaginar el tipo de carretera que es.

¿Quieres ver más? ¡También hicimos un video de nuestra visita al Mirador y de la excursión a los Lagos de Covadonga!



Alojamiento
Dado que se trata de un plan nocturno, a no ser que vivas cerca tendrás que alojarte por la zona. Nosotros nos decantamos por el Hotel La Raposera, un alojamiento rural en Caravia a tan solo 15 minutos del mirador del Fitu, a 20 minutos de Ribadesella y a 45 minutos de Covadonga. Por si eso fuera poco, se encuentra a los pies de la Sierra del Sueve y desde la casa se ve el Cantábrico. 

Lo que nos hizo decidirnos fue la buena ubicación, que también nos permitía hacer una excursión por la zona al día siguiente, pero lo que no sabíamos es que el hotel nos iba a enamorar del todo nada más llegar. 

Se trata de una casa de indianos, un edificio construido por españoles que emigraron a las Américas, ganaron mucho dinero y al volver a España se construyeron grandes casonas para plasmar esa riqueza que habían hecho al otro lado del Atlántico. De hecho, esta no es la única casona de indianos que hay en Caravia. Esta en concreto data de 1917 y la rehabilitaron hace unos años para convertirla en Hotel.

Esta ya la visteis en mi Instagram, pero es que es de mis favoritas porque parezco la dueña de la casa (más quisiera yo!)
En la mesa junto a la entrada de la casa disfrutando de las últimas horas de sol de la tarde en Caravia

A parte de ser un edificio con mucha historia, quedamos encantados con el trato tan familiar y agradable y con lo acogedoras que son sus estancias. ¡Así nos hubiésemos quedado una semana!


Con un desayuno así nos tienen conquistados: fruta fresca, zumo de naranja, embutidos y quesada casera!
El saloncito, una de nuestras estancias preferidas. 

Al día siguiente nos dimos un buen paseo por los Lagos de Covadonga y comimos en lo alto de una montaña. Y es que para viajar no siempre hace falta coger un avión, simplemente tener ganas, buscar un plan original y diferente y dejarse llevar.



10 consejos para utilizar el metro de Nueva York


Independientemente de donde tengas tu alojamiento en Nueva York, vas a necesitar utilizar el metro. Las distancias son largas y aunque un poco caótico, el subway neoyorkino es la mejor opción para moverse por la ciudad. 

10 consejos para utilizar el metro - imagen de la Estación central de Nueva York


El metro de Nueva York es el más extenso de todo Estados Unidos y tiene más de 100 años. Se inauguró en 1904 y, por el estado de algunas de sus estaciones, se nota que no han invertido mucho en renovarlas. 

Así que para que en tu visita a la ciudad que nunca duerme sepas como moverte, aquí van unos cuantos consejos para utilizar el metro de Nueva York. Eso sí, no podemos garantizar que no te vayas al perder al menos una vez.

1. Descárgate un mapa de metro de Nueva York. Llevar un mapa de metro físico está bien, pero ocupará más sitio en tu bolso o mochila. Puedes descargarte también una aplicación como NYSubview. Aunque hay mapas de metro en el propio vagón, es mucho más cómodo tenerlo al alcance de tu mano y poder hacer zoom en la zona que te interese. A nosotros nos fue muy útil. 

En la web del MTA (Metropolitan Transportation Authority) tienen también un mapa en pdf.

2. En verano hace excesivo calor en el andén y dentro del vagón puedes congelarte. Lleva contigo siempre una chaqueta o un pañuelo, lo agradecerás seguro :)

3. El precio de un billete sencillo es de 3$. Si compras una Metro Card (la tarjeta cuesta 1$), el precio por billete sencillo es de 2,75$. Si tu viaje es de una semana, puedes utilizar la opción de bono semanal por 30$. 

Nuestro transporte 'favorito' en Nueva York, el metro

4. El metro opera las 24h del día, pero no todas las bocas de metro están abiertas por la noche. Y de noche, como es normal, la frecuencia de paso de trenes es menor. Asegúrate de que la boca de tren a la que vas está abierta, no sea que tengas que dar la vuelta, caminar de más o acabar cogiendote un taxi para llegar a tu alojamiento (hablamos por experiencia...). 

5. Los neoyorkinos a veces se refieren al subway como train porque hay tramos de vías que van bajo tierra y otros que no. 

6. El metro de NYC cuenta con 26 líneas, algunas identificadas con una letra y otras con un número. Circulan por Manhattan, Brooklyn, Queens y el Bronx así que estos son los cuatro barrios donde querrás buscar tu hostel para estar bien ubicado. 

7. ¿En qué dirección vas? Esto es muy importante en el metro de Nueva York para entrar en la boca de metro adecuada. En algunas estaciones, las entradas son diferentes según la dirección en la que vayas, por eso es importante fijarse en la información que hay en la propia estación de metro antes de entrar. 

En el metro de Nueva York siempre hay gente

8. También es importante saber hacia donde vas para coger el convoy correcto. La dirección puede ofrecerse de tres formas diferentes: 

Uptown-downtown: Uptown quiere decir que el metro viaja al norte de la ciudad, y Downtown, al contrario.

Brooklyn, Manhattan, Bronx, Queens: Esta indicación te permitirá saber a qué distrito se dirige el metro.

Nombre de la última parada de línea: una misma línea puede bifurcarse en dos o tres líneas, por eso a veces se indica la última estación en la que para el metro para que sepas la dirección final. 

9. A diferencia del metro de Madrid o del de Barcelona, en Nueva York por una misma vía circulan trenes de diferentes líneas. Eso quiere decir que puede que estés en tu andén pero el tren que pase no sea el tuyo. Hay paneles donde aparece el número o letra de tren, la dirección y el tiempo que falta para que llegue, pero además, cada tren tiene su número bien visible al principio de cada vagón:

Local train vs. Express train

- Por si todo esto no era suficiente, las líneas de metro se dividen en locales y express. Las locales paran en todas las estaciones y las express solo paran en aquellas marcadas con un puntito blanco en el mapa de subway.

- Las líneas express van muy bien para recorrer largas distancias. 

10. La accesibilidad, el punto flaco del metro de NYC: Muy pocas estaciones cuentan con ascensores o escaleras mecánicas. Si viajas con silla de ruedas, coche de bebé, maletas o, con movilidad reducida en general, puedes consultar el mapa de estaciones accesibles.


Como en todo, aquí tienes la teoría y ahora, ¡toca ponerla en práctica!