Sorteo La Maleta de Carla 6 años

¿6 años? ¿cómo pueden haber pasado ya 6 años desde que abrí este pequeño rinconcito al mundo? Últimamente, con eso de que me acerco a la treintena estoy muy reflexiva, el tiempo pasa rápido y le escribo cartas a los años. Como ya os conté en el post del sorteo del año pasado, empecé este blog en 2011 pero no fue hasta 2013 cuando decidí dedicarle el tiempo que merecía.



Y hasta hoy. Y un año más quiero agradeceros a todos los que estáis al otro lado, que me leéis, que me acompañáis en mis viajes y que utilizáis los consejos que damos por aquí. Cada vez somos más y a mi cada vez me hace más feliz escribir en el blog.

A veces escribes un post con toda tu ilusión y lo leen 4 personas. Otras veces escribes algo que te ha salido así así y es un éxito. Es la magia de escribir en público :)

Y ya que estamos, también quiero agradecer a todas las marcas que han confiado en nosotros a lo largo de 2016. Muchas de ellas están en este sorteo y ya hace tiempo que trabajamos juntos, así que el agradecimiento es doble. Vamos allá con los productos y experiencias que sorteamos:

1. Polaroid Cube: Ya hace un par de años que trabajamos codo con codo con Reflecta, el distribuidor oficial de Polaroid, entre otras marcas. Este año nos han cedido una Polaroid Cube para sortear. Esta action camera es una pasada y a nosotros nos ha acompañado en muchos de nuestros viajes. 

Probando la Polaroid Cube en el Parque del Retiro de Madrid

2. Una noche de alojamiento con desayuno en el Monasterio de Piedra (sujeta a reserva previa y calendario): Visité el Monasterio de Piedra en 2013 y me encantó y me apetecía contar con ellos en este sorteo. El Monasterio de Piedra está en Zaragoza y además de poder visitar el propio edificio y el Parque Natural, también hay habitaciones de hotel y un restaurante. En este caso tendréis derecho a una noche de alojamiento con desayuno, que tendrá que disfrutarse antes del 30 de junio de 2017. 

El hall del hotel
El Jardín del monasterio

3. Un vale de 100€ para alquilar un coche con Drivy: Válido en cualquiera de estos países: Francia, Alemania, España, Bélgica y Austria. Si habéis visto este vídeo, sabréis que nos flipa Drivy porque es turismo colaborativo del bueno. Funciona de la siguiente manera: es alquiler de coches entre particulares. 

Si quieres saber todos los detalles, consulta la web de Drivy o este post que escribimos sobre nuestra experiencia con ellos. 

El vale caduca el 30 de junio de 2017. Algo a tener en cuenta es que la plataforma de Drivy no permite alquilar un coche por importe de cero euros. Por esa razón, aunque en Drivy nos den un vale de 100€, la compra tiene que ser de mínimo 1€, esperamos que no te importe. 

Y en Drivy son tan majos, que nos han dicho que si a la primera no gastas los 100€, te darán un vale por el importe restante para que puedas gastarlo la próxima vez. 
Drivy os regala 100€ en el alquiler de un coche

Nuestro coche la primera vez que probamos Drivy

4. La edición educativa de 'De Alaska a la Patagonia': de los viajeros Rafa y Noe de Un millón de elefantes. Es una colección de tres libros pensada para jóvenes de entre 10 y 17 años. La crearon para que fuese material de lectura en colegios, pero también pueden leerla adultos o puede ser un perfecto regalo para tus hijos, sobrinos, etc. No se me ocurre mejor regalo para un chaval que descubrir el viaje que hicieron Rafa y Noe por toda América. 

La edición escolar de 'De Alaska a la Patagonia'. 3 tomos de viajes para jóvenes entre 10 y 17 años. 


5. Una lámina a elegir de Trópico Polar - Viajes ilustrados: Trópico Polar es mi pequeño-gran proyecto a parte de este blog. Una marca de productos ilustrados que he lanzado junto a mi compañera Rena Ortega. Tenemos varios productos en venta que puedes ver aquí. En el sorteo, podrás elegir entre las cuatro láminas que tenemos disponibles: Mapamundi, Islandia, Madagascar o Groenlandia. ¿Cuál te gusta más?

Cuatro láminas que entran en el sorteo. Si ganas, puedes escoger una de ellas. 
6. Una maleta de cabina Delsey: Por fin vamos a sortear una maleta, y esta vez es de la mano de Delsey. Nosotros tenemos una maleta Delsey grande que es la que llevamos cuando nos vamos mucho tiempo, a no ser que sea un viaje "mochilero".

Estas son sus características:

- Cierre TSA
- Compartimento delantero con cremallera de fácil acceso
- Sistema trolley con 3 posiciones de bloqueo, flexible y resistente
- Compartimento principal con cremalleras de dos direcciones
- Asa lateral
- 4 ruedas giratorias y multidireccionales de nueva generación (más silenciosas)
- Medidas 55x40x20, 44L de capacidad, 2.7 kg de peso
- Interior: 2 correas de sujeción, bolsillo interior con cremallera y un compartimento con cremallera y rejilla.

Maleta de cabina Delsey en color rojo


Premios
Habrá un total de 4 ganadores:

1. Polaroid Cube + Lámina Trópico Polar
2. Monasterio de Piedra + Drivy + Lámina Trópico Polar
3. Libro + Lámina Trópico Polar
4. Maleta de cabina Delsey + Lámina Trópico Polar

También te hemos hablado de los premios en este vídeo:



Condiciones para participar:
- Suscribirse al canal de Youtube de La Maleta de Carla y dejar un comentario en el vídeo del sorteo.  
- Residir en España
- Ser mayores de 18 años. 
- Esto no es una condición, pero me haría ilusión si también dejas un comentario en este post y me cuentas qué te apetece ver en el blog en 2017. 


Funcionamiento del sorteo
- El sorteo empieza el día 09 de enero a las 10:30h y finaliza el 16 de enero a las 13h. Daremos los resultados del sorteo entre el 17 y el 18 de enero. 
- El sorteo se resolverá mediante la aplicación de sorteos aleatoria Sortea2 o similar. 
- Se informará a los ganadores mediante en Youtube y se publicarán sus nombres en el blog. Tendrán que escribirnos un correo electrónico para informarles del premio. 
- Si los ganadores no escriben en un período de una semana (días naturales) desde el día que se les comunicó el email, el premio se volverá a sortear. 
- Los premios físicos se enviarán mediante correo postal. En el caso de Drivy y el Monasterio de Piedra, se mandará la información y códigos por correo electrónico. 



Una vez más, gracias a todos por estos 6 años. ¡A por 6 más!


Cómo moverse por Cuba - Tipos de transporte

En Cuba hay diferentes maneras de moverse de un lugar a otro, pero independientemente de la que escojas, siempre funcionará "a lo cubano", es decir, que puede que sepas cuando sales (o ni eso), pero no cuando llegarás al destino. Por eso viajar por libre en Cuba con horarios o una planificación no es posible. Aquí hay que dejarse llevar.

Hay que tener en cuenta también que en algunos transportes el precio es fijo y en otros hay que negociar. En otros simplemente suben el precio cuando te ven la cara de turista. 


Estas son las posibilidades de transporte que hemos conocido en nuestro viaje por Cuba:

Bicitaxi: una bicicleta que tiene un remolque con asientos para dos pasajeros y que hace cortos recorridos en ciudades o pueblos. Este es uno de los transportes más económicos en Cuba pero al turista se lo hacen pagar. Así que toca negociar y encontrar un precio en el que ambas partes estéis cómodas. Nosotros, por ejemplo, pagamos 2 CUC (2 dólares) por una distancia de unos 20 minutos pedaleando. Para empezar nos pedía 5 CUC.

Un bicitaxi en Trinidad
Bicitaxis en Camagüey
Coche de caballos: En muchas zonas de Cuba, tanto rurales como pequeñas ciudades, se sigue haciendo uso del coche de caballos para traslados cortos. Sobre todo lo utiliza la gente local porque es muy económico pero nosotros preferimos evitar transportarnos en coche de caballos porque hay muchas más opciones para moverse. 

Carro de caballos

Taxi o carro particular: a efectos prácticos no hay ninguna diferencia entre ambos, pero puede que a efectos legales sí, a saber. Creemos que los taxis "oficiales" llevan una señal de taxi en color amarillo y, al parecer, son algo más caros. El resto son coches particulares de gente que también se pone en paradas de taxi o simplemente se ofrece a llevarte. Puede que a veces les llamen colectivos, según en el lugar de la isla en el que estéis. 

Sea como sea, en ambos casos hay que negociar. Nosotros hemos llegado a pagar la turistada de 25 CUC entre cuatro personas y luego regatear y hacer el mismo trayecto por 10 CUC entre cuatro.

Subiéndonos a un carro particular 
Los taxis son coches antiguos


La verdad es que hacer este viaje entre cuatro personas ha sido positivo a la hora de hacer trayectos donde el transporte público está complicado porque negociábamos un carro particular y nos salía muy a cuenta. Si viajáis en grupo, regatear y llegar a un buen precio es fácil.

Varios taxistas nos comentaron también que a los turistas nos tienen que cobrar más porque pagan una licencia por poder transportarnos. Verdad o mentira, no lo sé, pero que los precios los engordan bastante, eso seguro.

Camión: una de nuestras opciones favoritas tanto para cortas como largas distancias. Literalmente viajarás en la parte trasera de un camión. Los camiones que hacen largas distancias suelen salir desde la estación de autobuses o de camiones de cada pueblo.  Los hemos visto de tres tipos:

     - Con asientos a ambos lados como si de un autobús se tratara, bastante cómodos. Suelen cubrir distancias muy largas, como por ejemplo Santiago de Cuba - La Habana, aunque también los hemos visto en trayectos más cortos. Normalmente hasta que el camión no se llena no sale.

     - La parte trasera está completamente vacía y hay banquetas a ambos lados. Hay gente que va sentada y otros de pie. A diferencia del anterior, aquí si cabe uno más lo meten, les da igual que la gente vaya como sardinas en lata. Este transporte es el más incómodo pero tiene dos ventajas principales: es económico (20-30 pesos cubanos por un trayecto de 2-3h, 1,20€ más o menos) y salen camiones con bastante frecuencia. Normalmente hasta que el camión no se llena no sale.

Apretaditos en un camión
Parte trasera del camión con tablas a los lados para los asientos.
Antes de empezar el viaje en camión. Así son los camiones por dentro.

Y así por fuera

     - Camiones que hacen trayectos cortos como si fuesen autobuses de línea: los hemos visto en Varadero. Unen la zona de las playas con los pueblos cercanos y cuestan alrededor de 5 pesos cubanos. 

Guaguas de trabajadores: se supone que son autobuses solo para trabajadores, pero nos hemos subido un par de veces sin mediar palabra con el conductor, con el dinero justo en la mano o con un poquito más y nos han llevado. 

En una guagua de trabajadores, algunos con más dificultad que otros.

Guaguas nacionales de largo recorrido: se supone que los turistas no pueden subir y en este caso, se cumple en la mayoría de los casos. Las guaguas nacionales salen de las estaciones de autobús igual que los camiones y normalmente hay un interventor que evita que suban turistas a estos transportes. Una pena porque son bien baratos.

En las de corto recorrido, por ejemplo los autobuses de línea de cualquier ciudad, no hay problema para subirse.

autobús nacional
Guagua local Transmetro

En una guagua local
Viazul: el viazul es, supuestamente, la mejor compañía de autobuses del país, la de los turistas, "puntual y confortable". Nos habían contado que eran buenos autobuses, cómodos, que hacía algo de frío por el aire acondicionado y que, aunque son más caros, vale la pena. Solo acertaron en lo del frío. 

El primer autobús que cogimos estaba en condiciones pésimas: sucio, el aire acondicionado no llegaba a la parte trasera del autobús, salimos con media hora de retraso y llegamos dos horas más tarde de la hora estimada, la mitad de los asientos no se ponían derechos y estaban constantemente reclinados y, para colmo, junto a nuestros asientos encontramos un nido de cucarachas.

Autobús Viazul
En el Viazul haciendo el trayecto Trinidad-La Habana

Con el segundo y tercer viazul que cogimos (no teníamos muchas más alternativas), la experiencia fue algo mejor pero lo de la puntualidad sigue funcionando "a lo cubano". El problema de esta compañía es que no tiene competencia. Si que es una opción algo más cómoda si la comparas con ir dando trotes en la parte trasera de un camión, pero no sé si en la relación calidad-precio sales ganando. Está bien para largas distancias pero también os aviso de otra cosa: aunque anuncian que tienen baño, ninguno funciona.


Si tienes alguna duda con los transportes, déjanos un comentario. Pero recuerda que viajar por libre por Cuba es viajar sin prisas :)

Sin prisas como nosotros este día: tuvimos que esperar en este pueblo unas 3 horas a que viniera el autobús.

Más sobre Cuba
Preparar un viaje de 30 días por Cuba: itinerario y transportes
Presupuesto para viajar a Cuba
Viajar a Cuba: datos prácticos y recomendaciones


Carta abierta al 2016

Querido 2016, has sido un año especial. Algunos recordaréis que cuando empezó el año yo no paraba de decir eso de: 'este va a ser mi año', 'este va a ser un gran año' y a una semana de que se acabe el año, ya puedo decir que así ha sido. Será verdad eso que decía Paulo Coelho en El Alquimista de que "cuando deseas algo con mucha fuerza, el universo entero conspira para que lo consigas". 

Imagino que cada uno valora su año en función de un sinfín de cosas diferentes, yo lo valoro en viajes, aventuras, personas y momentos especiales. Y de eso, querido 2016, ha habido para dar y regalar. 

Las pequeñas escapadas desde Madrid
Cuando vives en la gran ciudad, trabajas todos los días y tus días de vacaciones están contados, los fines de semana son la vía de escape de esa vida. Por eso intentábamos hacer bastantes planes para hacer nuestra rutina algo más llevadera. 

Celebramos el cumpleaños del Becario en la sierra y volvimos a Rascafría cuando más nieve había. Y luego volvimos a la Sierra para conocerla en primavera y en camping con nuestros compañeros de Madrid Travel Bloggers. Lo cierto es que da igual la época del año en la que sea, la sierra madrileña es el perfecto refugio de la ciudad y a apenas una hora puedes desconectar del odioso bullicio.

nosotros en el bosque nevado


La puesta de sol en las Salinas de Fuencaliente
Recuerdo esta puesta de sol como uno de los momentos más especiales del viaje a La Palma porque mis compañeros de viaje y yo nos sentamos allí, hicimos cuatro fotos y luego nos pusimos a disfrutar de la puesta de sol. Hablamos, nos reímos, tiraba mucho el viento y el sol se reflejaba en las salinas. 

Esos 5 días en la Isla Bonita nos descubrieron lugares mágicos, una gastronomía espectacular y personas con historias fantásticas. La Palma me regaló momentos muy intensos y presiento que la volveré a visitar pronto. 



Superar mis miedos en Madagascar
Cuando haces algo por primera vez, especialmente algo que te da respeto y cierto miedo, por más arnés que haya, la adrenalina se dispara y te sientes vivo, dispuesto a todo. Así me hizo sentir Madagascar en varias ocasiones: durante las cuatro o cinco horas buscando lémures arriba y abajo, cruzando la selva, no me sentí cansada ni una sola vez, no tuve hambre ni sed, solo sentía la emoción de que en cualquier momento nos pararíamos para ver a una familia de lémures en la copa de un árbol. 

Y al hacer la vía ferrata del Gran Tsingy, una sensación parecida, aunque con un poco más de miedo. Estos son los momentos que me recuerdan que viajo para conocerme mejor, para superarme, para experimentar y sentir lo que no siento desde el sofá de mi casa. 

Junto a niños malgaches saludando a la cámara

cruzando puente colgante

un lémur comiendo en el suelo


Punto y a parte - 3 meses de viaje
Querido 2016, has sido el año de la gran decisión, el punto y a parte en nuestras vidas, el momento de frenar el tren, bajarse, y pensar si esto que estamos haciendo es lo que queremos hacer para siempre. Tomamos la decisión de dejar nuestra cómoda -o incómoda, según se mire- vida en Madrid, irnos al viaje que ya teníamos organizado y dejarnos llevar.

Este verano habíamos planeado un viaje a Nueva York y luego breves visitas a Connecticut y Boston. Desde ahí íbamos a volar a Florida y pasar otros 12 días entre Melbourne y Miami. Todo eso se cumplió, pero como no teníamos por qué volver a España porque no nos esperaba ningún trabajo de oficina, decidimos quedarnos un mes más en Florida. 

Puente de Manhattan

En central park

Caseta salvamento en Miami

Y como no hay dos sin tres, después retrasamos de nuevo nuestra vuelta a casa y nos fuimos un mes a recorrer Cuba de punta a punta con Jairo y Claudia. 

Estos tres meses de viaje han sido importantes, no por los lugares en sí o por la cantidad de tiempo que hemos estado fuera, si no porque hemos sido libres. Libres de escoger, de decidir lo que queríamos hacer a cada momentos, libres de quedarnos o volver, libres para ver lugares nuevos o quedarnos donde estábamos. Y han sido importantes también por la compañía. Viajar con el Becario es divertido, pero aún más cuando se suman a la aventura otras personas: Xipo y Vero, Angi, Iván (y toda su familia), Mark, Bárbara, Dave y Carol, Jim y Marcia, Adrià, Jairo y Claudia en dos países diferentes, la China y su familia y todos los cubanos que, de alguna forma u otra, nos ayudaron a entender su país. 

frente al mar caribe, palmeras

Adrián, Jairo, Claudia y yo en el castillo del Morro de Santiago de Cuba

Adrián y yo tumbados frente al mar

El otoño en Aranjuez y en Asturias
Querido 2016, ¡este año te has lucido en otoño! Ha sido un otoño extrañamente soleado en Asturias y gracias a ese solazo hemos podido hacer escapadas como la de Caravia y los Picos de Europa y ver la súperluna que preparaste para el 14 de noviembre y a la que este video no le hace justicia. 

Adrián en la montaña

A Aranjuez me escapé un fin de semana con Minube para descubrir que el mejor otoño del mundo lo tienen allí, en sus parques. No me cabe duda. 

Aranjuez cubierto por la niebla

parque cubierto de hojas, arboleda a ambos lados

En lo profesional
Profesionalmente también ha sido un año de dar un salto. De lanzar al mundo un nuevo proyecto, Trópico Polar, y seguir trabajando en La Maleta de Carla que tantas alegrías me da y que me regala la oportunidad de trabajar con marcas a las que admiro y con las que me siento identificada.

Uno de los productos de Trópico Polar

Desde hace ya casi un año también trabajo con los chicos de Trip-drop, con los que hacemos cosas mágicas como conseguir máquinas de escribir braille y llevarlas a Uganda en persona. Este proyecto me enseña que todavía hay muchas buenas personas que hacen cosas por los demás sin esperar nada a cambio. 

Querido 2016, me has dado tanto que seguro que no te voy a olvidar, pero que sepas que a 2017 lo voy a coger con las mismas ganas para que la frase de Paulo Coelho se siga cumpliendo y poder acumular muchos más momentos para celebrar dentro de un año. 


¡Feliz Navidad, os deseamos un 2017 cargado de viajes!


Visita al Kennedy Space Center, el parque temático de la NASA

La visita al Kennedy Space Center, el complejo de visitantes del centro de operaciones de la NASA, era algo de lo que habíamos hablado mientras preparábamos nuestro paso por Florida este verano. 

Portada Kennedy Space Center


En Florida nos alojamos en Melbourne casa de Jim y Marcia, amigos de Adrián desde 2005 cuando se quedó en su casa en un viaje de estudios. Lo que yo no podía imaginarme es que, además de ser encantadores y alojarnos durante todo un mes en su casita con piscina a 20 minutos de Cocoa Beach, son unos amantes del mundo que rodea a la NASA. Jim incluso trabajó durante muchos años como ingeniero en el KSC así que la visita al Kennedy Space Center era prácticamente obligatoria.

En la entrada del KSC junto a nuestra "familia" americana

El Kennedy Space Center se construyó como centro de operaciones y lanzamientos de la NASA en Estados Unidos y paralelamente se puso en marcha un centro para visitantes para que todo el mundo tuviera acceso a información y curiosidades sobre los lanzamientos de cohetes. 

En los últimos años, el KSC se ha convertido prácticamente en un parque temático en el que hay simuladores de despegue, películas en 3D, recorridos por las instalaciones reales del completo, exposiciones y zonas para niños en las que ellos también pueden aprender más sobre cómo funciona la NASA.


Recorrido por el KSC
Tras comprar las entradas, recomiendo que lo primero que hagas es el Kennedy Space Center Bus Tour, un tour en autobús que recorre parte de las zonas restringidas al público. A lo lejos podemos ver algunas de las plataformas de lanzamiento así como el edificio donde se ensamblan las piezas de los cohetes. El tour cuenta con un vídeo (todo en inglés) en el que se explica parte de la historia de las misiones espaciales. 

Recomendación: si viajas en verano, lleva contigo una chaqueta. Te hará falta en los lugares cerrados porque el contraste entre el calor de la calle y el frío de la climatización es difícil de soportar. 

El autobús hace una parada en el Centro Apollo / Saturn V donde nos adentramos más en profundidad en la historia de la llegada del hombre a la luna. Sin duda, uno de los puntos álgidos de la visita, no solo por lo que representa para la "carrera espacial" si no porque la exposición que tienen montada es realmente espectacular.

El autobús del KSC Bus Tour
Dentro del Centro Apollo / Saturn V, exposición dedicada al viaje a la luna
Otro de los espacios más interesantes es el del programa del Transbordador Espacial de la NASA, un tipo de cohete que podía regresar de vuelta a la tierra y volver a utilizarse y que garantizó el futuro del telescopio espacial Hubble y la Estación Espacial Internacional. Todo un icono que podemos ver también expuesto. En este área también se encuentra el simulador de lanzamiento de un transbordador espacial, una de las atracciones que más gustan en el parque, y el Fiery Ride Home, un tobogán que pretende simular la sensación de volar de vuelta a la tierra tal y como la describió un piloto espacial.

El traje real de un astronauta

Una de las partes de un cohete

La NASA tiene la vista puesta actualmente en Marte, y a ello también dedican parte de la exhibición. 

Puedes acabar tu visita en la zona de Héroes y leyendas, donde se homenajea a los astronautas y a las naves que han hecho historia.

En la entrada al KSC se encuentra la zona 'Héroes y leyendas'

Salimos con muy buenas sensaciones del Kennedy Space Center porque permite algo muy complicado: sentirte un poquito más cerca de un viaje al espacio. El complejo está muy bien pensado para entretener y enseñar tanto a pequeños como a mayores.

El transbordador espacial Atlantis

Además, en su web anuncian los próximos lanzamientos espaciales. Tienen varios lugares habilitados para verlos pagando una entrada complementaria. La única forma de verlos gratis y desde cerca es hacerlo desde el propio parque si coincide que el lanzamiento es de día. 

Y si no queréis pagar, siempre podéis ir a una playa cercana y verlo en directo.  Como podéis ver en el video, nosotros lo hicimos desde Melbourne que está a 60km, se ve correctamente (se veía mejor en directo que en el vídeo) y es una sensación alucinante. No todos los días puede verse un cohete saliendo disparado hacia el espacio. 



Entrada: precio y admisión

Precio entrada adulto 1 día: 50$
Precio entrada niño 1 día: 40$

Cómo llegar al Kennedy Space Center
La mejor manera de moverse por Florida es en coche de alquiler. Nosotros encontramos buenas ofertas con Alamo Rent a Car aunque depende siempre de dónde se coja el coche y dónde se devuelva. 

Desde Miami se tardan unas 4 horas y desde Orlando poco más de una hora. En ambos casos aconsejo siempre llevar GPS para seleccionar la carretera que más os convenga, con o sin peajes. Nosotros teníamos acceso a internet gracias a la tarjeta SIM de Telaway que recomendamos si queréis estar conectados sin problemas. Además por ser lector de La Maleta de Carla tienes un descuento :)



¿Qué te ha parecido el Kennedy Space Center? ¿irías si viajases a Florida?